Usar un gorro de nadar nos facilitará hacer pruebas con Headpod.

En algunas situaciones, especialmente cuando el usuario tiene mucho pelo o muy fino, o no tiene curvatura en la nuca, el Headpod tiende a moverse o salirse.

Para resolver esto tenemos la cinta antideslizamiento (HP307) y el barbuquejo (HP308) que resuelven bien estos problemas, pero en ocasiones necesitamos una solución rápida.

Cuando hacemos pruebas nuestra primera preocupación es saber si el usuario se puede beneficiar de Headpod, por lo que cuanto más rápido lo resolvamos mejor.

Usando un gorro de nadar nos permitirá probar muy rápido el Headpod sin necesidad de utilizar la cinta antideslizamiento o el barbuquejo.

Un beneficio adicional es que en ocasiones estas cintas sólo se necesitan los primeros días, hasta que se acostumbran al uso de Headpod, por lo que usar el gorro de nadar nos hace las cosas más fáciles.

Estos gorros suelen venir en talla única, por lo que recomendamos utilizar el más fino que encontremos.

El modelo de la foto es de Decathlon, se llama Nabaiji Light Silicone y cuesta 0,99€

Queremos agradecere esta aportación a nuestro distribuidor en Francia y Bélgica Philippe Neunez, de Euromove.